MI BLOG

MI BLOG

Bienvenid@

Clave para salir de esta situación: Actitud (2 de 4)

Decía Zig Ziglar: “Es tu actitud y no tu aptitud, lo que determinará tu altitud”.

Piensa que lo que está ocurriendo, si te molesta, si tu duele, si te incomoda, NO es para que te moleste, te duela o te incomode… es para que cambies algo que no te beneficia.

Y si quieres que algo cambie, por supuesto que has de empezar por ti, y muy concretamente por esa capacidad que tienes tú de afrontar las sorpresas que te da la vida.

Así que te invito a que te plantees y pruebes por ti mismo lo siguiente:

1.-Encuentra el lado positivo de las cosas. Sí, puede que estés hasta las narices de oírlo, pero ¡encuéntralo! Negarte a buscarlo, negarte a encontrarlo, solo te mantiene en la situación en la que estás, así que hazte el favor (porque realmente te lo haces a ti y a los que te rodean) de encontrar (no solo buscar), por costumbre, el lado positivo de la vida.

2.-Hazte fácil mantener una actitud positiva con solo dos claves:

No escuches las noticias, ni las leas, o no lo hagas por lo menos de manera continua. No necesitas conocer la versión de la historia de personas que solo propagan miedo, carencia y escasez. Enfócate en personas a las que les van bien las cosas, que son felices y que disfrutan de la vida, moviéndose en el mismo contexto en el que te mueves tú.

Acostúmbrate a decirte: “No me des problemas, dame soluciones”. Te garantizo, por experiencia, que es cuestión de tiempo que esta frase se convierta en algo normal en tu vida, y cada vez seas más rápido encontrando soluciones ante cualquier adversidad y obstáculo que la vida te ponga delante y te invite a superar.

3.-El esfuerzo que tengas que hacer, llévalo bien. A veces asociamos esfuerzo con el sudor de la frente, con fatiga, con agotamiento, con sufrimiento, pero no tiene por qué ser así. Hay gente con talento que se esfuerza para mejorarlo y mejorarse y eso no le supone fatiga, agotamiento o sufrimiento.

La definición de esfuerzo implica “emplear fuerza física con algún fin determinado”. Y fuerza sería “la capacidad física o moral para realizar un trabajo”. Así que, yo elijo y prefiero, ver el esfuerzo como una manera constructiva de emplear tu fuerza, esa ilimitada que tienes y de la que, quizá no eres consciente.

4.-Piensa en aquello que quieres conseguir, en aquello que quieres experimentar, como motivación para salir de la situación en la que estás y saber hacia dónde dirigirte. Porque es verdad que a veces, si no tenemos, esa dirección prefijada, no encontramos la razón para movernos o avanzar.

5.-Da las gracias por lo que tienes, por lo que eres, por lo que haces… y eso beneficiará enormemente tu actitud ante la vida.

Como ves, mantener la mejor actitud ante la vida, depende de ti.

Te invito a que veas este vídeo (y a que te suscribas a mi Canal de Youtube si aún no lo has hecho: https://youtu.be/64Ru5ORLqig

¡Atrévete a brillar e impulsa tu vida!

Categorías

ARTÍCULOS RECIENTES

¿Y si tuvieras que elegir entre Vivir o Morir y

Siempre lo he tenido claro. Tu vida es tuya. Tus

Sí, ACCIÓN, es la última clave que te comparto ¿no

¿Cómo te estás tomando lo que ocurre? ¿Desde qué perspectiva

TAGS

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados